Nela

Os contamos la historia de Piqui, ahora Nela.

Mi madre estaba triste pasando por un mal momento porque se había muerto Jackie, su perrita los últimos 12 años, pero al mes nos decidimos a ir a vuestro refugio y de pronto apareció Nela junto a Eli (creemos que eran amigas), Nela en seguida se acercó a mi madre y se le puso boca arriba. Inmediatamente mi madre decidió que quería a esa perrita y desde entonces no se han separado.

 

Los quince primeros días fueron difíciles porque Nela hacía sus necesidades en casa y bajaba a la calle muy desorientada, todo le llamaba muchísimo la atención y parecía que no obedecía ni aprendería nunca.Pero todo vino solo con su mutuo cariño, Nela aprendió, se orientó y en seguida la pudimos llevar suelta por el campo atendiendo perfectamente cuando mi madre la llama, de hecho cuando no la llama Nela la busca!

 

No sabría decir si es mayor el favor que le hemos hecho a Nela o el que ella nos ha hecho a nosotros. Es un cielo de animal. Siempre está alegre, siempre contenta, juega sin parar, se acerca continuamente a mi madre y le da con las patas para que le acaricie.Es como si estuviese siempre agradecida por haberle dado esta oportunidad, y lo paga con un cariño y una alegría infinitos. Es una maravilla tenerla y os estoy muy agradecido por cuidarla y habernos dado la oportunidad de adoptarla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s